Luego de que el presidente Iván Duque y su mentor Álvaro Uribe fueran relacionados con el narcotraficante José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández, que dicen habría comprado votos en las elecciones presidenciales, el Centro Democrático emitió un comunicado.

En ese documento, esa colectividad política señala que ha sido víctima de una “estrategia” de desprestigio organizada por “personas y organizaciones, en su mayoría vinculadas a la izquierda colombiana”, que ha sido apoyada por medios de comunicación.

“[…] Están desarrollando en los últimos meses otra estrategia organizada, coordinada, agresiva y persistente contra el Gobierno del presidente Iván Duque, contra el senador Álvaro Uribe Vélez y contra el Centro Democrático con el apoyo de periodistas y medios de comunicación nacionales y extranjeros que participan intensivamente en redes sociales”, se lee en el comunicado.

El partido de Gobierno manifiesta que ha enfrentado la supuesta estrategia “con serenidad y prudencia” porque no tienen dudas sobre “la pulcritud, transparencia y legalidad” de sus “actuaciones pasadas y recientes”.

Finalmente, hizo un llamado a todos los colombianos para reflexionar porque, dice el texto, “el envilecimiento del discurso público la infamia y la calumnia como herramienta política, el uso del ámbito como fuente de desprestigio son amenazas muy graves contra nuestra institucionalidad y democracia”.