Mientras el alcalde encargado, Luis Ernesto Gómez, plantea la posibilidad de cerrar tres localidades de Bogotá por el incremento de contagios con COVID-19, miles de ciudadanos han discutido en redes sociales las vacaciones que Claudia López decidió tomarse hasta el 11 de enero.

López solicitó su descanso el pasado 22 de diciembre. El Gobierno aprobó la solicitud por medio de un decreto el 24 de diciembre.

“Me dirijo a usted con el fin de solicitar se me conceda el disfrute de las vacaciones causadas por el periodo comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2020. Las cuales disfrutaré a partir del 1 de enero de 2021”, señala el documento enviado por la mandataria distrital.

López fue enfática en que “por estrictas necesidades de servicio dichas vacaciones deben ser interrumpidas a partir del 11 de enero de 2011”.

Por medio del decreto 1775 de 2020, el Ministerio del Interior aprobó la solicitud.

Así, el Gobierno concedió a la alcaldesa “el disfrute de un período de vacaciones a partir del 01 de enero de 2021, el cual se causó por haber laborado del 1 de enero el 31 de diciembre de 2020, de conformidad con lo señalado en la parte motiva del presente decreto”.