En el relato que dio a conocer el organismo acusador se habla de que Arboleda, de 26 años de edad, empezó a contactar telefónicamente a la mujer desde finales de octubre, en Medellín, y le decía que “si no le entregaba un millón de pesos publicaría en el colegio donde trabajaba unas imágenes íntimas que aparentemente él tenía”.

Para intimidar a la docente y evitar, tal vez, que pusiera su caso en conocimiento de las autoridades, la Fiscalía dice en un boletín que el hombre le hizo saber que “no les temía a las autoridades porque en varias oportunidades había sido capturado y siempre quedaba en libertad porque pagaba sobornos”.

De hecho, en el desarrollo de la investigación se encontró que Arboleda cumplía una medida de casa por cárcel luego de que la Policía lo sorprendiera “con cocaína camuflada en lociones”, en el aeropuerto de Rionegro (Antioquia), en un viaje con destino a España.

Pero el seguimiento al señalado extorsionista llegó a su fin luego de que la profesora acordara una cita para entregar el dinero, y fue ahí cuando agentes del CTI lo detuvieron preciso “cuando se disponía a recibir un sobre que simulaba tener la suma exigida”, dice el organismo.

Con estas pruebas en su contra, la Fiscalía acusó al hombre por el delito de tentativa de extorsión agravada, y aunque no se acogió al cargo un juez ordenó revocarle el beneficio de casa por cárcel y enviarlo a prisión.

El medio Análisis Urbano difundió una foto del momento de la captura del hombre.

Captura del hombre / Foto de Análisis Urbano-Fiscalía