La emisora conoció que este hombre era trabajador de Bancolombia y que su objetivo era apoderarse de la millonaria suma de dinero, para lo cual se habría aprovechado del acceso que tenía a claves e información privada.

Martínez, explica Caracol Radio, “utilizó los usuarios y claves de dos compañeras para inscribir su propia cuenta como si fuera un proveedor, lo que le permitió hacer nueve transferencias por 2.400 millones de pesos”.

No obstante, la frecuencia dice que de acuerdo con la investigación el trabajador no pudo completar su plan, ya que con el primer “desembolso de 80 millones de pesos” la seguridad del banco emitió una alerta que impidió que continuara.

La emisora asegura que los investigadores detectaron que el procesado “retiró 65 millones de pesos” en efectivo, en una sucursal en Medellín, y que también “retiró un millón 800 mil pesos” desde un cajero.

Además de eso, agrega, el hombre “alcanzó a pagar” 15 millones de pesos que debía de un crédito.

Caracol dio a conocer que Martínez fue capturado en la población de Necoclí, en la subregión del Urabá antioqueño, y que aceptó los delitos que le imputó la Fiscalía por violación de datos personales y hurto por medios informáticos agravado.

“Se observa un comportamiento de no querer cumplir con sus obligaciones sino que aprovechando su posición privilegiada, como era la de ser empleado de Bancolombia, trató de defraudar a su propio empleador hurtando dinero”, dijo el juez, argumento que utilizó para solicitar que el procesado fuera enviado a una prisión.

Bancolombia, por su parte, emitió un comunicado en el que confirma que una vez se detectó el caso lo denunció ante las autoridades, y que la entidad cuenta “con una política de cero tolerancia al fraude”.

Además, anunció que el caso y las pruebas están en manos de las autoridades, y que “el dinero de ninguno de los clientes ha sido afectado”.