Estas dos personas fueron capturadas en Arauca y la Fiscalía dijo, por medio de un comunicado, que la interceptación de unos mensajes que compartieron González y Pinzón por medio de whatsapp permitió constatar que ellos “ordenaron el homicidio de Erick Yamid Torres Buitrago”, locutor de una emisora regional que fue baleado en marzo de 2019.

“[…] días después de la comunicación, fue asesinado por el grupo residual frente 10”, explica la Fiscalía, y advierte que Torres Buitrago “está reconocido por la ONU” como defensor de derechos humanos.

Noticias Caracol detalló que junto al cuerpo del locutor hallaron un cartel que dio las primeras pistas, y que al encontrar las conversaciones en los chats los investigadores relacionaron a esta pareja con el crimen.

“[…] Chucho y me dijo que ese hp pedófilo tocaba mandarlo pa’ ‘San Pedro’”, dice el hombre, a lo que alias ‘Cecilia” responde: “Sííí… teso, ya dio luz verde”, según mostró el informativo.

La juez del caso en Arauca, citada por el noticiero, manifestó al respecto: “En el caso de que efectivamente se haya tenido información de que el occiso cometió un grave crimen contra una menor de edad, no se debió hacer justicia por su propia mano, cometer el crimen, sino que se debió acudir ante las autoridades”.

La Fiscalía señaló que Yolanda González, dirigente de la Alianza Social Independiente (ASI), contaba con un esquema de protección y tenía asignada una camioneta oficial de la Unidad Nacional de Protección, vehículo que “utilizaba para transportar armas y para desplazarse a otras ciudades para cometer distintas actividades ilegales”.

Entre esas actividades, según mencionó el noticiero, se destacan el de tráfico de armas y desplazamientos para cobrar extorsiones a comerciantes y personas de la región. Con este dinero se habrían financiado ataques a la Fuerza Pública y a la población civil.

De hecho, el informativo recogió las declaraciones que dio la juez frente a este caso, y que dijo que González “fue clave en la refundación de la disidencia de las Farc, por eso es muy apreciada entre esa organización, maneja células clandestinas y organización de masas en Arauca”.

Al conocer de estas graves acusaciones, la representante legal del Movimiento ASI, Berenice Bedoya, se manifestó a través de Noticias Caracol para pedir “a las autoridades judiciales por el respeto al debido proceso, la garantía al derecho de su defensa y la presunción de inocencia” de su colega, que fue enviada a prisión.