La expareja se conoció en una discoteca de Cartagena e inició una relación amorosa que una vez terminó se volvió en un dolor de cabeza para la croata, de 29 años, porque el hombre le empezó a pedir dinero para devolverle sus tarjetas de crédito, débito e información financiera, dijo Semana.

Las autoridades, citadas por el medio, manifestaron que el venezolano —identificado como Pedro Miguel Ordóñez Peña, de 24 años— obtuvo claves y correos de su exnovia cuando esculcó en su celular, mientras ella dormía.

Específicamente, Ordóñez Peña le exigía 300 dólares a la croata (poco más de un millón de pesos), indicó la revista, por lo que la víctima interpuso una denuncia ante el Gaula de la Policía, que ideó un plan para que la extranjera le hiciera creer a su exnovio de que iba a pagar la extorsión, y lo capturaron cuando recibía el dinero.

Ahora, el hombre será dispuesto ante la Fiscalía para que lleve a cabo la audiencia en contra del exnovio que además del delito de extorsión, sería acusado por “un delito informático, por acceso abusivo al sistema informático”, indicó el mayor Andrés Campos Villami, comandante del Gaula de la Policía en Bolívar, de acuerdo con la publicación.