En las últimas horas fue capturado en Medellín un hombre de 54 años, pastor de una iglesia evangélica, por supuestamente haber abusado sexualmente de dos niñas de 7 y 8 años de edad.

La mayor de las dos hermanas denunció las conductas del hombre, quien además de acosarlas de forma constante habría accedido carnalmente, comprando, por meses, el silencio de sus víctimas con dinero. 

Una de las niñas, dicen las autoridades, habría tratado de suicidarse pues los daños psicológicos provocados por los prolongados abusos habrían llegado a un nivel crítico. 

Rafael Andrés Otálvaro Sánchez, secretario de seguridad de Itagüí, le confirmó a RCN Radio que, tras el intento de suicidio de la menor, todo salió a la luz.

Por ahora, las niñas y su madre han recibido asistencia y acompañamiento sicológico por parte de la Policía de Infancia y Adolescencia.

El victimario, de quien no se ha revelado el nombre, está bajo medida de aseguramiento por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo con demanda de explotación sexual.