Así lo informó el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, en rueda de prensa, en la que también aseguró que Mateus Vargas es “mano derecha” de Gustavo Aníbal Giraldo, alias ‘Pablito’, uno de los jefes del Eln.

De acuerdo con el oficial, los investigadores también cuentan con indicios que vinculan a Mateus Vargas con los trámites de venta del vehículo que se usó en el ataque terrorista que mató a 22 jóvenes cadetes de la Policía, el 17 de enero pasado.

Pero el capturado, agregó Atehortúa, también está relacionado con Wilson Arévalo Hernández, detenido a finales de enero en Arauca por el mismo ataque terrorista.

“Se demostró que un día después del hecho, el señor Álvaro José Mateus Vargas consignó la suma de 10 millones de pesos a Wilson Arévalo. 10 días después, el 28 de enero, consignó 10 millones de pesos más”, explicó el general Atehortúa.

El oficial aseguró que este dinero, según las indagaciones, “era para compensar su participación en el acto terrorista relacionado con la Escuela General Santander”.

Cabe recordar que Arévalo, según la Policía, sería la persona que sacó el carrobomba de una bodega ubicada en el sur de Bogotá, y se lo entregó luego al hombre que finalmente lo ingresó a la institución policial.

En la bodega funcionaba una empresa de quesos y lácteos que era usada por Mateus “como fachada” para supuestamente lavar dineros de actividades ilícitas del Eln, aseguró la fiscal especializada en bandas criminales, Claudia Pantoja, en rueda de prensa.

Finalmente, el general Atehortúa dijo que bajo esta actividad económica de los lácteos “se movieron recursos por más de 24.300 millones de pesos, entre 2010 y 2017”, y que los insumos los traían desde Venezuela en camiones en los que al parecer también transportaban armas.

Esta es la declaración completa que dieron Policía y Fiscalía sobre el tema, y un video del momento de la captura de Mateus Vargas: