En las redes sociales se ha compartido la imagen en el que un policía detiene a un hombre venezolano que, dicen quienes graban, estaba robando cerca de la capital.

El hecho sucedió en Madrid, Cundinamarca, municipio en el que han llegado varios ciudadanos que buscan establecerse cerca de la ciudad, sin vivir dentro de Bogotá.

(Vea acá: mujer dice que pidió ayuda hasta de Fuerza Aérea por “invasión de venezolanos” en su casa de Madrid)

Aunque no se conoce el lugar exacto en el que fue capturado, sí hay evidencia del arma traumática con el que, dice la denuncia, atemorizaba a sus víctimas.

Pero en este intento de hurto los otros transeúntes se dieron cuenta de lo sucedido y sometieron a este hombre extranjero a golpes mientras que llegaban las autoridades.

Cuando un miembro de la Policía llegó al lugar le puso las esposas, pero él se revolcaba en el piso y pedía que le revisaran la mano.

Esta es la imagen que ha circulado en redes sociales sobre un nuevo hecho de justicia a mano propia, aunque ya empieza a preocupar el uso de armas para acorralar en los robos.