Las 37 personas fueron capturadas en Atlántico, Valle del Cauca, Cauca, Antioquia y Córdoba, y según la Fiscalía 36 de ellas fueron cobijadas con medida de aseguramiento. Los señalan de integrar estructuras como ‘los Gavilleros’, ‘los Gota a Gota’, ‘los Doble G’ y ‘los Pagadiario’.

La investigación permitió identificar que estas organizaciones crean “empresas fachada de venta de bienes y servicios, y para dar apariencia de legalidad al ‘negocio’ constituyen estructuras jerárquicas con administradores, supervisores, secretarias y cobradores. Además, dan fe de cumplir con los parafiscales de sus empleados”, explicó Fiscalía en un comunicado.

Es así, dice, como “se ganan la confianza” de los posibles clientes, a los que les piden unos requisitos mínimos para prestarles el dinero.

“Los vendedores ambulantes y las amas de casa son los objetivos preferidos de esas empresas criminales en donde los intereses cobrados sobrepasan, por mucho, los límites fijados por el Banco de la República, llegando a cobrarles hasta el 25 por ciento de interés diario, haciendo que los préstamos sean imposibles de cancelar”, advierte el ente acusador.

La Fiscalía recibió denuncias de víctimas que se atrasaron en los pagos y que fueron extorsionadas, amenazadas de muerte y hasta obligadas a salir de sus viviendas para no atentar contra sus vidas.

También, casos en los que los cobradores ingresaban violentamente a las casas de sus deudores y se llevaban los objetos de valor. Así quedó evidenciado en un video que compartió la Fiscalía, y en el que se observa la incautación de varios elementos.

El organismo acusador dio a conocer los nombres de los capturados, los cuales puede consultar en el boletín.