Los delincuentes conformaban la organización criminal conocida como ‘La Constru’ y cayeron en una redada contra narcotraficantes en ese departamento, fronterizo con Ecuador, informó este miércoles la Fiscalía.

Según las autoridades, esa banda es responsable de la creación de rutas para el narcotráfico desde el sur del país hacia el océano Pacífico y de allí a México y Estados Unidos, entre otros destinos.

‘El Alacrán’, que incluso llegó a ser el sexto hombre en importancia en el cartel de Cali, se entregó a la justicia el 22 de junio de 1995 y fue condenado a 18 años de prisión, que cumplió en un comienzo en Bogotá.

No obstante, quedó en libertad tras cumplir una pena de once años de cárcel por conformación de grupos paramilitares.

El capturado fue uno de los siete cabecillas del cartel de Cali, considerada la mayor organización de tráfico de cocaína en los años 90 y responsable de gran parte de la droga que se traficaba en Estados Unidos.

Los máximos jefes, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, fueron apresados en 1995 y extraditados a EE.UU. en 2004 y 2005, respectivamente, pese a haber cumplido gran parte de las condenas impuestas en Colombia.

Los otros líderes del grupo, todos detenidos o entregados en 1995, fueron José Santacruz, asesinado tras evadirse de la prisión; Phanor Arizabaleta, Hélmer ‘Pacho’ Herrera (asesinado en prisión en 1998) y Víctor Patiño, que fue extraditado a Estados Unidos en 2002 y luego deportado a Colombia en 2010 tras lograr un acuerdo con la justicia de ese país para delatar a otros narcotraficantes.