Quintero aseguró, en su cuenta de Twitter, que el agresor ni lo escuchó, cuando lo “acusó de ser uribista paraco”. Después, le dio un empujón que lo mandó al suelo, como se aprecia en el video, haciéndole golpear la cabeza  y perder el conocimiento por unos segundos.

“La intolerancia política nos está matando”, escribió el aspirante.

El candidato liberal amplió su relato en el diario El Tiempo, donde aseguró que cuando el hombre lo empezó a insultar, frente al colegio Bilbao de la localidad de Suba del noroccidente de Bogotá, él le tocó el hombro al agresor para pedirle que se tranquilizara y eso provocó que lo empujara y lo hiciera caer.

El político, que actualmente es edil de Usaquén, le dijo al periódico que varias personas que estaban alrededor lo ayudaron a levantarse, pero por el fuerte dolor de cabeza tuvo que ir a la Fundación Santa Fe donde le recomendaron tomar reposo por unos días, aunque no le encontraron lesiones graves.

Otro video de redes sociales muestra al presunto agresor cuando es cuestionado por la comunidad, pero él se defiende diciendo que “ya pasó” y que le ofrece disculpas, posteriormente se va.

Por ahora, señala el diario, Quintero hará una pausa en sus recorridos por Bogotá, mientras se recupera por completo.