Esa fue la información que dio a conocer este martes Caracol Radio, que aseguró que la colectividad Liberal “no avalará al Padre ‘Chucho’” para que se lance como candidato al Concejo, pues se dijo que la intención era que el religioso figurara “como cabeza de lista”.

Al respecto, Orjuela le contó a Pulzo que aunque han tratado de convencerlo para que siga con su labor social pero desde la política, no está interesado en hacerlo con ningún partido.

“No. Eso es mentira. A mí me han hecho propuestas para el Concejo, para la Alcaldía, para estar acompañando también a los procesos del Centro Democrático y del Partido Liberal, pero yo no tengo la más mínima intención, no me ha pasado por la cabeza, porque yo tengo mi vocación es de servicio”, aseguró el sacerdote.

Orjuela le dijo a este medio que como esa información llegó a oídos del obispo, el alto religioso lo llamó de inmediato para saber si estaba interesado en hacer política, pues de ser así debía empezar un trámite para apartarse de la iglesia.

Yo hablé con el obispo, inclusive, porque me llamó y me dijo. Si un sacerdote piensa en servir a la sociedad desde la política, primero tiene que ser suspendido por el obispo de la profesión canónica, del nombramiento que yo tengo en la iglesia, y si después de ser político quiero volver al sacerdocio, pues el obispo tiene que esperar un tiempo para darme otra vez la licencia, pero yo no lo he pensado, me han propuesto sí, pero esa no es mi vocación”, insistió.

De todas formas, Caracol Radio mencionó que aunque “algunos concejales” liberales “pensaron en que tener al sacerdote en la lista podría servir para aumentar los votos”, fue el expresidente César Gaviria el que, supuestamente, se mostró en contra de otorgar ese aval debido a que “indicó que no conoce al Padre ‘Chucho’”.

Eso sí, la emisora dice que la lista de los liberales al Concejo la encabezaría “una líder en la capital del país que tendría un poco más de 40 mil votos”.

Así las cosas, Orjuela fue claro al negar su interés de hacer política y destacó que su anhelo es seguir en la iglesia trabajando “hasta la muerte” por la comunidad.