Según contó Juan Manuel López en la emisora, este lunes, él se fue a estudiar desde el pasado 22 de enero y actualmente se encuentra atrapado en Malta debido a la difícil situación originada por el COVID-19.

Pero el joven asegura que en días pasados los colombianos que residen en este archipiélago recibieron un correo supuestamente enviado a nombre de la Cancillería de Colombia en Roma, en donde les ofrecieron un “vuelo humanitario” para traerlos de nuevo a su tierra natal.

No obstante, López denunció en la emisora que este servicio costaba aproximados 950 dólares, y que además de eso le exigían que debía hacerse la prueba del coronavirus para descartar un contagio. El examen, dijo, era de unos 300 dólares y también tenía que sacarlos de su bolsillo.

“Eso no es nada humanitario. Se quieren aprovechar de la situación y hacer negocio” con la crisis que viven los connacionales allí, se quejó el hombre, y argumentó que su visa de estudiante se vence a finales de julio y que tampoco le permiten trabajar de manera formal.

Atendiendo la denuncia de este colombiano, la Cancillería colombiana se pronunció al respecto y dio a conocer que en ningún momento ha cobrado por la ayuda humanitaria que se les brinda a los compatriotas que quieren regresar a territorio nacional.

“La Cancillería no cobró ni cobra valor alguno por estas acciones que hacen parte de su misión. La Cancillería tampoco realiza gestiones comerciales de aerolíneas”, explicó en su cuenta en Twitter.

Finalmente, la entidad dio a entender que con este falso ofrecimiento lo que buscan es tumbar a los colombianos que están fuera del país.