La trayectoria política de López y su figura de alcance nacional son, para el semanario, algunos de los ingredientes que más gustan a los bogotanos.

Pero también está la “tradición electoral de la capital […] que suele ir en contravía del resto del país y la alinea mucho más con las ideas progresistas, de centro y de izquierda que con las del uribismo”, sostiene la publicación que además considera como un arma de doble filo su apoyo a Gustavo Petro para la segunda vuelta presidencial.

El análisis de la revista agrega como dos de los principales valores de la candidata del Verde el caudal político que la antecede y su “imbatibilidad en términos mediáticos”.

“No solo es una de las figuras de opinión más relevantes de las redes sociales, sino que, por cuenta de su agudeza y su talante de confrontación, ha podido abrirse un espacio privilegiado en los medios”, precisó Semana.

Y recoge, además, el hecho de que López se haya declarado abiertamente gay que, “en el panorama actual puede ser más un activo que un pasivo” puesto que Bogotá es una ciudad que estaría dispuesta a debatir las ideas antes que la orientación sexual.

Todo eso haría que a la candidata del partido Alianza Verde le sobren adversarios que quieran hacerle daño y es esa lista están los llamados candidatos de centro-derecha, con ganas de figurar y de restar las diferencias respecto a López, la sobrada del lote, al menos en este primer tramo de la contienda.

Habría que ver con atención lo que serían capaces de hacer Miguel Uribe y Ángela Garzón, y una menor medida Fernando Galán o David Luna, destacó la revista Semana.