La alcaldía indicó que con una mayor cobertura de las autoridades busca combatir el creciente interés de grupos ilegales por utilizar los centros educativos como focos de vandalismo y violencia durante las manifestaciones.

Pero así como habrá un mayor pie de fuerza policial, Gómez también señaló que aumentará el número de gestores de convivencia, que ahora dispondrán de motocicletas para acudir con mayor rapidez a los lugares en donde sea necesaria su presencia.

No obstante, esto también les permitirá retirarse velozmente para dar paso al Esmad en los casos en que sea necesario: “Cuando se agote la vía del diálogo y el primer nivel de protocolo se retiraran los gestores de convivencia para permitir la intervención veloz de la Policía”, señaló el secretario, citado por Caracol Radio.

En ese sentido, también anunció que el acompañamiento de la Veeduría Distrital “estará presente y atenderá en procesos de denuncia cuando se presenten abusos de la fuerza pública durante las manifestaciones”.

A raíz de la represión que denunció un grupo feminista que se manifestaba la semana pasada en Bogotá, se conformará “un equipo femenino de la fuerza disponible de la Policía, destinado a la atención de las mujeres que participan en las manifestaciones”.