Esta persona fue sorprendida en medio de labores de patrullaje cuando se movilizaba junto con otro hombre, y, según Guardianes Antioquia, los dos se dieron a la fuga al notar la presencia de los uniformados.

Los policías emprenden una persecución por el barrio hasta que logran interceptar a uno de ellos, de 18 años de edad, que segundos antes había lanzado un morral que llevaba.

Pero la carrera le duró poco, pues el comandante de Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Eliécer Camacho, dijo que “se logra la captura del individuo y la recuperación del bolso, el cual tenía, en su interior, un fusil AR-15, con dos proveedores para el mismo y 27 cartuchos”, agregó Noticias Caracol.

Los dos medios coinciden en que el joven presuntamente hace parte del combo delincuencial ‘Niquía Camacol’, grupo que delinque en Bello y que en los últimos meses ha desatado enfrentamientos a tiros con otras bandas con las que se disputa el control del territorio para acciones de microtráfico y extorsión.

Alerta Paisa, por su parte, va más allá y dice que el joven sería un “supuesto sicario” de esa banda, y que con él ya son 99 personas las que capturan este año en esa población por porte, tráfico o tenencia de armas de fuego.

Este caso se conoce un día después de que la Policía reportara la incautación de un fusil AK-47 de fabricación rusa, en la vía Medellín-Bogotá, operativo en el que se capturaron a dos hombres que harían parte del ‘Clan del Golfo’, según dijo el director de la institución, general Óscar Atehortúa.