Se dio en la calle 13 con carrera 39, donde el policía en moto se dio un duro golpe contra el conductor de un carro blanco, informó Noticias Caracol.

Varios testigos del choque, citados por ese canal, manifestaron que el accidente se habría dado por un acto de imprudencia del uniformado al no respetar una señal de tránsito.

Sin embargo, las autoridades que investigan el hecho plantearon la hipótesis de que todo se habría dado por un aparente exceso de velocidad del conductor del carro particular, añadió ese informativo.

La versión de las autoridades estaría sustentada en la marca que dejó el carro en la vía al frenar repentinamente, indicó ese medio.

Entre tanto, el agente involucrado en el choque se encuentra internado en el Hospital de la Policía, a la espera de que se adelante la investigación respectiva.

El accidente se dio en la localidad de Puente Aranda (sur de Bogotá):

Accidentes en Bogotá: otro policía habría causado un estrellón

El pasado 18 de febrero, un policía, aparentemente ebrio, atropelló a una mujer; testigos dicen que se quería ‘volar’. El agente llevaba parte del uniforme de la institución cuando se vio involucrado en el choque. Luego del accidente, se negó a tomar la prueba de alcoholemia.

El uniformado, cuya identidad no fue revelada, atropelló a una trabajadora de mantenimiento vial que estaba regulando el tráfico. Los hechos se dieron en la avenida Primero de Mayo con carrera 68, en la localidad de Kennedy (sur de Bogotá).

El hombre, que iba en un carro particular, habría intentado huir luego de provocar el accidente, según contaron testigos del choque. La rápida reacción de algunos testigos llevó a que el hombre se quedara en el sitio y aparentemente se calmara.

Sin embargo, fueron los presentes, quienes grabaron un video, los que señalaron que el policía estaba en presunto estado de ebriedad. Cuando llegaron las autoridades para practicarle la prueba de alcoholemia, el uniformado se habría negado a hacerla correctamente. Por esto, debió ser llevado hasta un centro médico en el que se le hizo una prueba de sangre, cuyos resultados están a la espera.