Lo primero que señaló la Casa de Nariño es que se trata de un ejercicio abierto a todos los sectores sociales del país para que presenten sus propuestas en diferentes espacios de participación y en torno a seis temas estructurales que van desde la economía y la transparencia hasta el fortalecimiento institucional.

En relación con eso, el alto gobierno informó que, desde el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, en cabeza de Diego Molano Aponte, se articularán los elementos necesarios para que entren a ese diálogo todos los sectores sociales, económicos, políticos y las minorías étnicas.

Particularmente, la Presidencia espera que al proceso se vinculen voceros de “los estudiantes, la academia, las Juntas de Acción Comunal, los indígenas, los campesinos, los afrocolombianos, los sindicatos, las iglesias, los líderes sociales, los trabajadores, los empresarios, los emprendedores y los sectores sociales del país”.

En ese sentido, se habilitaría una plataforma virtual para que los colombianos también aporten al diálogo con propuestas que serán escuchadas y presentadas a la mesa de diálogo, indicó la Casa de Nariño.

Además, el gobierno nacional proyecta que esas vocerías trabajen constructivamente en temas como: crecimiento con equidad; transparencia y lucha contra la corrupción; educación; paz con legalidad; medio ambiente; y fortalecimiento institucional.

Esos temas fueron criticados por la alcaldesa electa Claudia López al señalar que el diálogo nacional tiene el propósito de “relegitimar un poder” que ha sido cuestionado por miles de personas que salieron a protestar en contra del gobierno de Iván Duque.

“El país, los jóvenes y los ciudadanos están esperando que este mes, antes de fin de año, haya cambios y decisiones que indiquen que los gobiernos locales, departamentales y el nacional harán el cambio que ellos están exigiendo“, agregó la política bogotana en una conferencia de prensa ofrecida al término de la reunión sostenida con el mandatario de los colombianos.

Sin embargo, el gobierno propone que cada uno de los temas tenga moderadores que proyecten confianza entre la opinión pública y por eso habría pensado en el académico Moisés Wasserman para que se ponga al frente del eje de educación, según Caracol Radio.

En materia de dinamismo empresarial, Iván Duque confiaría la moderación al periodista Ricardo Ávila y al economista Beethoven Herrera, agregó esa emisora que no mencionó quienes estarían al frente de los restantes ejes temáticos que sostienen el Diálogo Nacional.