La víctima, identificada como Ludwing Esteban Torres, estaba durmiendo en una habitación de la finca ubicada en Lebrija (Santander), cuando un hombre ingresó y lo apuñaló hasta quitarle la vida, reportó Noticias Caracol.

El papá del menor intentó salvar a su hijo, pero también fue agredido, en el rostro y el cuello, informó Vanguardia, y ahora se encuentra en un grave estado de salud.

El coronel Luis Quintero, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, aseguró que el homicida sería el exnovio de la madrasta del niño, que estaría buscando “venganza”.

“Al parecer todo responde a diferencias pasionales”, agregó el uniformado.

La información la corroboró la mamá del menor muerto, que le dijo al noticiero que el señalado “iba tras la mujer que es la actual señora” de su exesposo.

El acusado, un vigilante de 40 años, fue identificado por las autoridades, que pocas horas después lo capturaron en Piedecuesta, Santander.

Capturado por el asesinato de un menor de 14 años / Policía de Bucaramanga
Capturado por el asesinato de un menor de 14 años / Policía de Bucaramanga

Vanguardia agregó que el capturado vestía una capa negra y llevaba un machete, cuando supuestamente agredió a padre e hijo, que terminó muriendo por una herida letal en el cuello.

El hombre quedó a disposición de las autoridades judiciales para ser procesado.