Boas arco iris, culebras ojos de gato, pericos carisucios, turpiales reales, sapos de caña y tortugas morrocoy, terecay, matamata y galápago llanera fueron las especies devueltas a sus entornos naturales.

Los animales primero tuvieron que ser rehabilitados para poder volver a su hábitat, destacó la Secretaría Distrital de Ambiente. 

Según la entidad, 257 reptiles, 12 aves y 1 anfibio tardaron varios meses en superar los respectivos procesos de recuperación y rehabilitación para volver a su espacio.

Los animales, destacó la Secretaría, habían sido decomisados en las terminales de transportes El Salitre y del sur, en Bogotá, a personas que se dedicaban al tráfico ilegal de especies silvestres.