Después del aluvión de críticas en redes sociales, medios de comunicación y hasta dentro del Concejo de Bogotá, la Alcaldía tomó la decisión de frenar la construcción de un monumento para conmemorar los 30 años de la paz con la antigua guerrilla del M-19, informó Noticentro CM&. 

La idea de poner esa obra dentro del cupo de endeudamiento de la ciudad fue excluida por las ponentes del proyecto de financiación de Bogotá, las concejales María Fernanda Rojas (Alianza Verde) y Marisol Gómez (Bogotá Para la Gente), agregó ese informativo.

El dinero que iba a ser destinado para hacer el monumento irá a la construcción de una nueva sede de la Universidad Distrital en Kennedy (sur de la ciudad) o para financiar la renta básica para personas afectadas por la pandemia de COVID-19, indicó ese canal. 

Varios concejales habían manifestado públicamente su postura frente a la idea de la Alcaldía de Bogotá de construir ese monumento. Uno de ellos fue el concejal del movimiento Colombia Justa Libres, Emel Rojas, quien ahondó en la desproporción entre empleos creados y valor de la obra. 

“Eso no reactiva la ciudad; es un mensaje errado. Genera 90 empleos y sí se va a gastar 5.000 millones de pesos. Esos proyectos nos parecen que se deben excluir del cupo de endeudamiento, que es la única manera que tiene la ciudad para salir de esta crisis tan fuerte”, detalló Rojas, en diálogo con W Radio.

Esto había trinado el concejal Emel Rojas al respecto:

El precio de la obra pareció exagerado desde el momento en que se informó que el material para la elaboración del monumento, según Blu Radioprovendría de la fundición de las armas que entregó el extinto grupo guerrillero M-19 hace 30 años. 

Los periodistas de esa cadena radial también se mostraron en desacuerdo con el precio de una obra que no representaba nada urgente para la ciudad. 

“5.000 millones de pesos no se trata de cualquier monumento, se trata de un edificio. Es decir, este monto da para toda una transformación en la morfología arquitectónica de cualquier ciudad del mundo. Esto no es una estatua o un gusto, estamos hablando de semejante transformación a los símbolos de la ciudad”, indicó el pasado viernes uno de los panelistas de Blu Radio.

Este es el informe de Noticentro CM& sobre el no a la construcción del monumento: