Los alcaldes de las ciudades capitales y los de Soacha (Cundinamarca) y Rionegro (Antioquia), municipios que también hacen parte de la asociación, manifestaron en un comunicado que solo el Gobierno Nacional debe estructurar y diligenciar la compra de las vacunas contra la COVID-19.

Con ese pronunciamiento, Asocapitales desechó la idea del mandatario de Cali, Jorge Iván Ospina, que pidió permiso al Gobierno para comprar las vacunas de los caleños.

Y es que el Ministerio de Salud sí permitiría que los entes territoriales compren dosis para vacunar a su población, pero no entregaría más vacunas a esas ciudades, según un decreto que aún está en borrador, en el que también se autoriza a empresas privadas a comprar las inyecciones.

“El Ministerio de Salud y Protección Social redistribuirá la cantidad de vacunas que tenía previsto entregar a la entidad territorial que hizo la adquisición directa para la etapa o las etapas que dicha entidad vaya a cubrir con las vacunas adquiridas directamente, entre las entidades territoriales restantes respetando el estricto orden de priorización” se lee en el documento que sigue en estudio.

Ospina confirmó en Blu Radio que ese artículo tiene que ver con la decisión de la asociación, pues la idea, según él, era que el Gobierno entregara vacunas y que las alcaldías reforzaran el plan de cobertura comprando más dosis.

En ese sentido, Asocapitales aclaró que si alguno de sus miembros conoce de una “oferta de vacunas” se la hará saber al Gobierno, para que la evalúe y haga el trámite necesario.

Por último, los alcaldes señalaron que están listos para ejecutar el plan de vacunación contra la pandemia, que empezará en febrero, de acuerdo con el Ministerio de Salud.