En el momento en que Avella apareció de esa manera, el presidente de esa corporación, Lidio García, le daba la palabra a una senadora, que aparentemente era Paola Holguín, pero en pantalla apareció fue Avella.

Esto pasó en dos oportunidades antes de que por fin se enfocara a la parlamentaria del Centro Democrático que iba a hablar. En esos dos segmentos, Avella aparece quieta y no se inmuta, probablemente porque el llamado no era para ella.

Ante las risas y críticas de algunos usuarios de redes sociales, la misma senadora negó que estuviera dormida y dijo que estaba revisando su celular. “¿Puedo, o el uribismo tampoco deja?”, manifestó.

Si se ve de cerca el video se puede observar que la congresista sí pestañea.

Avella también se defendió diciendo que es la primera en llegar y la última en irse de las sesiones, presenciales o virtuales, algo que incluso García confirmó después, defendiéndola de los primeros ataques: “Yo si quiero reconocerle que usted, a su edad, siempre está aquí; de primera y de última que se va. Quería expresarle eso para que se sienta tranquila. Todos le vamos a reconocer eso”, expresó.

Varios de sus colegas también le expresaron su apoyo en redes sociales, mientras que ella aprovechó el tema para decir que el dormido era el presidente y el gobierno.