De acuerdo con la información, la Superintendencia podría multar a Elizabeth con una suma cercana a los $ 2.000’000.000, según el salario mínimo mensual vigente en Colombia, $980.657.

La investigación a la empresaria es porque “habría hecho publicidad engañosa a través de redes sociales al ofrecer pruebas rápidas para detección del COVID-19 que no tenían aprobación de la autoridad sanitaria”, se lee en el comunicado que aparece en la página dela Sic. 

Y es que, como destapó Pulzo cuando Elizabeth Loaiza publicó la promoción de unas pruebas rápidas para COVID-19 en su cuenta de Instagram, la empresa que aparecía en el video que ella subió a la red social, Promed, no tiene registro Invima y, de hecho, está en la mira de esa institución.

“Mediante Resolución No. 20006 del 5 de mayo de 2020, la Superindustria también imputó cargos por el presunto incumplimiento de las órdenes impartidas por esta Superintendencia, pues Loaiza no allegó información solicitada el 15 de abril de 2020”, añadió la autoridad nacional de protección al consumidor.

Loaiza, además, no entregó “información en relación con la publicación mencionada al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos – INVIMA”, que se le solicitó en días pasados.

Pulzo contactó a Elizabeth Loaiza para conocer su posición frente a esta investigación, pero hasta el momento de publicación de este artículo no recibió respuesta.