Zhang, que gastó 16.000 yuan (casi 7 millones de pesos) en la muñeca, que puede hacer sonidos y también se le puede controlar la temperatura, informa el Daily Mail.

Él dice que la muñeca es la encarnación de su esposa e incluso la viste con la ropa que ella solía usar y la pone en el lugar donde ella dormía en la cama.

También le puede interesar:

“Las fotos y las cenizas son su alma y la muñeca es su cuerpo”, dijo Zhang, citado por el diario The Sun.

Añade que si bien entiende que la muñeca esta hecha para entretener o “satisfacer las necesidades fisiológicas”, él asegura ver en ella a una persona real, que lo alegra en medio de la tristeza que siente por su esposa.

Zhang cuenta que al principio tuvo que cortar lazos con sus amigos y dejó de invitarlos a la casa porque le preocupaba que tener a la muñeca afectara su reputación.

Ahora planea demandar al fabricante de la muñeca porque dice que sus articulaciones comenzaron a torcerse apenas 6 meses después de comprada y que los cables que controlan la temperatura no funcionan bien y han comenzado a notarse.

Temas relacionados: