En el video, registrado por una cámara de seguridad del condominio de apartamentos The Cavoy, Kali Dallis, de 3 años de edad, se puso su flotador y se lanzó a la piscina, mientras nadie la miraba.

Desafortunadamente, el impulso con el que se mandó al agua hizo que cayera de cabeza. En ese momento empezó a ahogarse y pataleó hasta que deshizo del flotador. Sin embargo, al no saber nada se hundió en el agua.

Ahí es cuando aparece su heroica hermana. Jayla, que estaba al otro lado de la piscina (por fuera), giró su cabeza y vio que la pequeña estaba ahogándose. De inmediato, corrió y se lanzó al agua, pero cuando la sacó, su hermana ya había perdido el conocimiento.

Jayla trató de reanimarla pero no lo logró. A los segundos, llegaron el tío de las Dallis y el administrador del condominio. Los dos se turnaron para darle primeros auxilios, sin tener mucho éxito.

Sin embargo, un testigo, que veía lo que estaba pasando, llamó al número de emergencias y, según relata la cadena WSAV, fue el sargento de policía de Chamblee, Ed Lyons, quien respondió a la llamada.

La escena le recordó a su hija, de la misma edad de Kali Dallis: “Vi a mi niña tendida allí… El mismo tipo de pequeño traje de baño que usa, el mismo cabello recogido en un pequeño moño arriba”, dijo el oficial a la cadena estadounidense.

Gracias al entrenamiento del policía, la niña de 3 años seguía con vida, pero los médicos no aseguraron que se salvaría cuando la trasladaron a un hospital, por el estado crítico en el que llegó, explica WSAV.

Por suerte, Kali Dallis, 2 semanas después, ya se encuentra bien y fue visitada por Ed Lyons, el oficial, que junto a su hermana, le salvó la vida, finaliza ese medio.

Acá, el video de difundido por WSAV y recogido por Univisión: