De acuerdo con el relato del diario local El Periódico, la responsabilidad de Víctor Angulo al hacer sus tareas en la calle, porque en su casa no había luz, no solo deslumbró a los peruanos, sino también al empresario y filántropo de Bahréin Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak.

Ahmed Mubarak encontró el video en redes sociales y de inmediato quiso saber más sobre la historia del joven estudiante.

Para ello, según el mismo medio, el árabe contactó a su abogado Gilberto Rosas Landa, ciudadano mexicano, para que lo ayudara a contactar a Víctor. Rosas lo logró, después de unas semanas, cuando se enteró que estudiaba en la institución educativa Ramiro Ñique de Moche.

Luego de que tuvo una corta conversación con Angulo Córdova, Ahmed Mubarak viajó 14.000 kilómetros desde su mansión en Bahréin hasta la ciudad de Trujillo, donde vive el pequeño, explica el rotativo peruano.

El magnate llegó con los brazos llenos. Le regaló dos mil dólares en efectivo, se ofreció a construirles una casa, para él y su familia, además de donar un negocio para la mamá del niño. Incluso va a donar una nueva sala de cómputo en el colegio de Víctor, detalla El Periódico.

En diálogo con una emisora peruana, Ahmed Mubarak  dijo que el mundo sería mucho mejor si existieran más personas como Víctor porque, al tener tantas carencias, se esfuerza por salir adelante, finaliza el rotativo peruano.