Se llevan el café de aquí, el café venezolano se lo llevan, se van con grupos paramilitares colombianos, amenazan a los productores, todo eso lo estamos por ahí investigando, pero los hemos detectado y se llevan el café de aquí a Colombia”, exclamó Maduro desde la Almacenadora Caracas, en Catia.

Luego, el líder socialista agregó: “Hay que evitar que nos roben las mafias paramilitares de Colombia y luego esta producción del mejor café del mundo llegue al pueblo. Esas son las metas, poco a poco vamos lejos”.

Maduro dijo a sus ministros que ese café, además de cacao y otros productos del agro, debe llegar al “pueblo” por medio de las ya conocidas cajas Clap, que han sido criticadas por ser utilizadas para robar dinero, según la oposición.

Más allá de esto, en Caracas, miles de personas pasan horas en colas bajo el sol para conseguir algún alimento a precio subsidiado y la situación del servicio eléctrico y la compra de gasolina en todo el país es cada vez peor.