Este domingo se presentaron nuevas protestas en Hong Kong, en esta ocasión por el aplazamiento de las elecciones legislativas, pospuestas bajo el pretexto de la pandemia.

Las imágenes difundidas por la prensa hongkonesa mostraron grupos de varios cientos de personas en las calles del centro de la ciudad semiautónoma, así como decenas de chalecos amarillo intenso, el distintivo de los miembros de la prensa.

Pero el color que lo eclipsó todo fue el verde del uniforme de la policía, que desplegó a miles de efectivos en toda la ciudad para reprimir las maniefestaciones.

En medio de la represión de las autoridades se presentó el suceso que hoy le da la vuelta al mundo e indigna a millones. Un video que se viralizó en redes muestra el agresivo arresto contra la niña de 12 años que había salido a comprar material escolar.

El video da cuenta de cómo varios agentes se aproximan a la menor, que echa a correr asustada antes de ser interceptada y reducida brutalmente.

Según los agentes, la chica “echó a correr de repente de manera sospechosa”, por lo que la policía la redujo “usando la mínima fuerza necesaria”.

Durante las horas que duró la protesta, que más se asemejó a un correcalles, también se produjeron enfrentamientos entre policías y manifestantes violentos, los cuales ー según la versión policial ー “lanzaron objetos pesados” a los agentes.

De hecho, la protesta terminó con al menos 289 detenidos, algunos de los cuales salieron de las comisarías en la madrugada de este lunes.

Según el cuerpo policial, 270 de los arrestados lo fueron por asamblea ilegal, mientras que una mujer fue detenida por una supuesta violación de la controvertida ley de seguridad nacional por cantar consignas independentistas.

Otros fueron multados por violar la prohibición de las reuniones de más de dos personas, imperante en estos momentos como medida preventiva contra la propagación del coronavirus.

Arrestos por protestas en Hong Kong
Arrestos por protestas en Hong Kong

INDIGNACIÓN POR APLAZAMIENTO ELECTORAL EN HONG KONG

Queremos demostrar al gobierno que no tenemos miedo de la ley de seguridad nacional. Queremos libertad, así que da igual cómo intenten impedirlo, que seguiremos plantando cara”, aseguró una vendedora apellidada Chan, citada por la radiotelevisión hongkonesa RTHK.

Otra mujer, de 63 años y llamada Yim, agregó: “¿Por qué no permiten votar? ¿Dejas que la gente se someta a análisis masivos de coronavirus, pero no que la gente participe en unas elecciones?”.

La señora, citada por el rotativo local South China Morning Post, consideró incongruente que se permitiera la campaña masiva de tests iniciada la semana pasada en Hong Kong y se aplazaran los comicios con la excusa de la pandemia.

La protesta se convocó a través de aplicaciones móviles de mensajería y de manera anónima para este domingo, cuando estaba prevista la llamada a las urnas en Hong Kong para la elección de los miembros del Consejo Legislativo.

Son estos los comicios más importantes en la excolonia británica (ya que el jefe del gobierno no es elegido por sufragio directo), pero fueron aplazados durante un año el pasado 3 de agosto.

Ese día, la jefa del gobierno hongkonés, Carrie Lam, anunció el aplazamiento de las legislativas por el “riesgo sanitario extremo” que suponía la tercera oleada de contagios de la COVID-19, actualmente bajo control, a juzgar por las cifras oficiales.