La activista, cuya mirada de desprecio a Trump en una cumbre climática es bien conocida, volvió a obtener una pequeña revancha del ahora expresidente de EE. UU.

“Parece un viejito muy feliz a la espera de un futuro brillante y maravilloso. Qué lindo ver eso”, fue el texto que Thunberg publicó, de manera sarcástica, junto con una imagen de Donald Trump al momento de subirse al helicóptero para dejar la Casa Blanca y dirigirse al aeropuerto donde lo esperaba el avión Air Force One para llevarlo a su destino final, en Florida, lo que significó el último viaje de Trump en esa aeronave.

Los intercambios de mensajes mordaces entre Thunberg y Trump

No es la primera vez que Greta Thunberg se burla del presidente, pues en diciembre del 2019, cuando la sueca fue elegida ‘personaje del año’ por la revista Time, el entonces presidente de EE. UU. le dijo que se relajara y que fuera con el novio a cine para que no anduviera tan amargada.

Lejos de molestarse, la activista sueca decidió cambiar su biografía en Twitter, con este texto: “Greta Thunberg: una adolescente que trabaja en su problema de manejo de la ira. Actualmente, relajándome y viendo una película vieja con un amigo”.

En la crítica de Donald Trump a Thunberg y a Time por haberla elegido ‘personaje del año’ en lugar de a él, llamó a la joven “ridícula”.

Poco después, Thunberg le respondió en los mismos términos:

“Qué ridículo. Donald debe trabajar en su problema de manejo de la ira y luego ir a ver una película vieja con un amigo. ¡Relájate, Donald, relájate!”, escribió la joven, como lo muestra este trino: