“Estamos recibiendo una importante donación de medicina tradicional china que se ha estado empleando con mucha efectividad en este hermano país para combatir el COVID-19”, dijo Rodríguez, acompañada por el embajador Li Baorong. 

Sin dar mayores detalles, indicó que esta medicina será incorporada en los “esquemas de tratamiento” aplicados en el país caribeño.

La carga, que también incluye medicinas contempladas en el esquema de tratamiento aplicado en Venezuela, llegó en un avión de la aerolínea estatal nacional Conviasa, sancionada por Estados Unidos.

Con este envío, suman más de 700 toneladas de ayuda humanitaria desde China, uno de los principales aliados del gobierno socialista, junto a Rusia, Turquía, Irán y Cuba.

Sabemos de la sabiduría milenaria china”, dijo Rodríguez durante el recibimiento del “vuelo humanitario” en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas.

Llegaron además pruebas de despistaje y equipos de ventilación para hospitales públicos, indicó.

Desde mediados de marzo, el gobierno del mandatario Nicolás Maduro ha confirmado 54.350 contagios y 436 muertes por el nuevo coronavirus en este país de 30 millones de habitantes.

Las cifras son cuestionadas por la oposición y oenegés al considerar que ocultan una realidad más grave.

La pandemia se produce en momentos en que Venezuela transita hacia su séptimo año consecutivo de recesión y presenta un precario sistema de salud combinado con escasez de fármacos.