“Diez miembros acumularon moras y caen bajo las previsiones del artículo 19” de la Carta de las Naciones Unidas, indicó Stéphane Dujarric en su rueda de prensa diaria.

El artículo 19 establece una suspensión del voto en la Asamblea General a los países cuya mora sea “igual o superior al total de las cuotas adeudadas por los dos años anteriores completos”.

Los diez países afectados son República Centroafricana, Comoras, Gambia, Líbano, Lesotho, Santo Tomé y Príncipe, Somalia, Tonga, Venezuela y Yemen, precisó Dujarric.

Pero en octubre de 2019, la Asamblea General decidió que Comoras, Santo Tomé y Príncipe y Somalia podían mantener su derecho a voto en la Asamblea General hasta el fin del periodo de sesiones” actual en septiembre, afirmó.

El artículo también prevé que la Asamblea General puede autorizar a los Estados a mantener su derecho al voto “si llegare a la conclusión de que la mora se debe a circunstancias ajenas” a su voluntad.

El presupuesto de funcionamiento de la ONU alcanza a unos 3.000 millones de dólares. El de las operaciones de paz llega a unos 6.000 millones.