El embajador de España en Venezuela, Jesús Silva, aseguró este lunes que la misión diplomática a su cargo siempre ha sido respetuosa de las normas internacionales y ha actuado con neutralidad en el país sudamericano, luego de que la dictadura le acusara de violar la Convención de Viena.

“Siempre hemos sido respetuosos con el principio de no injerencia en los asuntos internos y, en ese sentido, la Embajada ha sido neutral y respetuosa con ese principio”, dijo.

Estas declaraciones se producen dos días después de que el opositor Leopoldo López abandonase la residencia del embajador español en Caracas, donde permaneció casi 18 meses en calidad de huésped, mientras era solicitado por la Justicia venezolana y acusado de “terrorista” por Nicolás Maduro.

La Cancillería venezolana emitió el domingo un comunicado en el que denunció “el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena”, que rige las relaciones diplomáticas, por parte de España.

Entre tanto, fuentes diplomáticas de España han recordado que la nota de Venezuela se emitió horas después de que el Gobierno de España hiciera público un comunicado condenando las detenciones de personal de la Embajada española en Caracas y los registros realizados en casas de trabajadores adscritos durante la misma la noche del sábado, al entender que estos hechos sí violan la Convención de Viena.

Un vigilante de la sede diplomática, identificado como José Jerjes Neira que llevaba varios años trabajando con la misión española, fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), el mismo organismo de seguridad del Estado que registró el edificio donde residen los empleados.

Arremetida de Venezuela

El considerado como número dos del chavismo y vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, se sumó a las críticas a Silva sobre la marcha de López.

“Él no huyó de la Embajada de España, los huéspedes no huyen, te garantizo que, al ser huésped, el embajador de España lo acompañó hasta la puerta o el carro que se lo llevó”, subrayó Cabello sin argumentar su afirmación.

Sin embargo, Maduro no se ha pronunciado de forma directa sobre el caso, pese a que este domingo participó durante cerca de dos horas en un acto televisado en el que anunció varios cambios en su gabinete.