Desde que empezó el semestre el pasado 19 de agosto, 1.201 estudiantes fueron dignificados con la enfermedad respiratoria, mientras que 166 empleados de la institución dieron positivo para coronavirus, indicó CNN.

“El aumento que hemos visto en los últimos días es inaceptable. Sin embargo, debemos estar unidos este momento crítico. Todos queremos permanecer en el campus durante este otoño, pero solo podemos hacerlo trabajando juntos”, manifestó Bell en este mismo medio.

La mayoría de los contagios, de acuerdo con el sistema de monitoreo de la universidad, fueron detectados la primera semana de clases, con 567 casos confirmados (entre alumnos y profesores).

La cadena de noticias, de igual manera, señaló que hasta el momento ninguno de los estudiantes diagnosticados con el coronavirus ha necesitada hospitalización y se encuentran aislados en sus respectivos domicilios.

“Pese a esto, seguimos satisfechos con las precauciones implementadas en la reanudación de las clases, incluido el uso del tapabocas, el distanciamiento social y la mezcla entre enseñanza online y presencial”, recalcó Ricky Friend, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, en CNN.

En Alabama, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins, se han presentado 2.182 muertes asociadas al COVID-19 y 126.058 contagios, siendo el condado de Jefferson el más afectado con la pandemia en ese estado.