Con base en el testimonio de funcionarios actuales y anteriores no identificados de la Casa Blanca, el Washington Post informó que las advertencias estaban contenidas en el resumen diario que recibe el mandatario sobre los problemas mundiales y amenazas de seguridad más importantes.

Durante semanas, estos informes rastrearon la propagación del virus y advirtieron que China estaba suprimiendo información sobre la letalidad y la facilidad de transmisión del virus, y mencionaron las terribles consecuencias políticas y económicas, dijo el Post.

Según varios funcionarios recogidos por el Post, el presidente a menudo no lee los informes y detesta tener que escuchar los resúmenes orales.

Trump restringió los viajes entre Estados Unidos y China a fines de enero, pero pasó la mayor parte del mes siguiente minimizando la amenaza.

El mandatario no declaró la emergencia nacional por la pandemia de coronavirus hasta el 13 de marzo, mientras la bolsa se desplomaba y los casos de virus aumentaban en Nueva York.

Hasta el lunes por la noche, Estados Unidos registraba 56.144 muertes por coronavirus y 988.197 infectados, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins.