La tormenta se desplaza en dirección a Florida, en el sureste de Estados Unidos, pero es pronto para saber cómo afectará esta región, informaron meteorólogos estadounidenses.

Según los meteorólogos, puede disiparse durante su paso por los terrenos montañosos de la isla La Española, que es compartida por República Dominicana y Haití.

Con vientos máximos sostenidos de 95 km/h, Dorian “seguirá intensificándose y podría estar cerca de tener fuerza de huracán cuando pase por el norte de las Islas de Barlovento el martes, y se espera que sea un huracán cuando se desplace cerca de Puerto Rico y el este de La Española”, escribió el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El NHC calcula que Dorian pasará cerca de las Islas de Barlovento (parte de las Antillas menores) en la tarde o la noche del lunes y se desplazará por el mar Caribe el martes.

“Se espera que pase cerca o al sur de Puerto Rico el miércoles y alcance el este de la isla Española el miércoles por la noche”, añadió.

El NHC emitió una alerta de huracán para la isla de Santa Lucía y advertencias de tormenta tropical para Puerto Rico, Barbados, Martinica y San Vicente y Granadinas.

Quiere decir que el huracán podría afectar Santa Lucía en las próximas 24 horas, y que el resto de las islas podrían estar bajo efectos de tormenta tropical en las próximas 36 horas.

Esta zona padeció los estragos del monstruoso huracán María en septiembre de 2017. Puerto Rico quedó incomunicado y grandes áreas carecieron de electricidad durante meses. Casi 3.000 personas murieron a consecuencia del desastre, según el balance oficial.

Dorian es un ciclón tropical pequeño, con vientos que se extienden solamente 75 km desde su centro.

Según el boletín del NHC de las 20H00 GMT, la tormenta estaba 95 km al sureste de Barbados y se desplazaba hacia el este-noroeste a 22 km por hora.