Los novios acababan de salir de la sala del juez que ofició la boda. Se subieron a un carro nupcial y metros más adelante fueron ásperamente atropellados por una camioneta, publica el diario local KFDM.

El lamentable suceso ocurrió en frente de sus familiares, que corrieron a tratar de salvarlos, pero ya no había nada que hacer. “Todavía llevo la sangre de mi hijo, porque hice todo lo que pude para sacarlos del auto“, dijo al mismo medio la madre del novio, Kennia Lashawna.

El jefe de la policía del condado de Orange Keith Longlois detalló que Harley era quien conducía el un Chevrolet, modelo 2004, y que el sujeto que los atropelló, quien manejaba una Ford F-250 2015, está ayudando con la investigación, aunque, por ahora, no hay indicios de que haya cometido una infracción de tránsito, indica el rotativo estadounidense.

“Fui testigo de mi peor pesadilla. Esa es una imagen que me perseguirá el resto de mi vida. No lo olvidaré, nunca desaparecerá. Veré que esa camioneta golpea a mi bebé y mata a mi bebé cada noche de mi vida, el resto del tiempo que esté en la tierra”, añadió Kennia Lashawna.

La hermana del Harley Morgan compartió a KFDM algunas fotos y videos del momento de la celebración del matrimonio, así como del Chevrolet después del accidente.