Visiblemente molesto, el papa reprendió a la mujer, de rasgos asiáticos, que se encontraba junto al resto de fieles tras las barreras de seguridad de la plaza.

Francisco trató inmediatamente de zafarse de la mujer, pero al ver que no podía, le golpeó la mano en señal de reprimenda, visiblemente irritado, mientras sus agentes de seguridad se acercaba en su ayuda, aunque no tuvieron que intervenir.

El encontronazo se produjo en la plaza de San Pedro del Vaticano, adonde el pontífice argentino llegó para visitar el árbol y el Portal de Belén instalados durante el periodo navideño. De momento no está claro qué quería decirle la mujer al papa, mientras que él se disculpó después por haber perdido la paciencia con ella.

Este es el video del episodio: