A través de Facebook, Fasula contó que todo ocurrió el pasado 25 de marzo:

“Una mujer, que es un problema crónico en la comunidad, entró a la tienda y procedió a toser adrede nuestros productos frescos y una pequeña sección de nuestra panadería, carnicería y comestible”.

Agregó que si bien estaban casi seguro de que se trataba de una broma demasiado pesada, no quería arriesgar la salud y el bienestar de sus clientes, justo en esta época de coronavirus, así que decidió desechar toda la comida que la mujer tosió.

Fasula también estimó las pérdidas en 35.000 dólares, equivalentes a unos 140 millones de pesos.

“Nuestro increíble equipo hizo lo mejor que pudo para sacar a la mujer de la tienda lo más rápido posible”, indicó el copropietario en su publicación y añadió que el personal también contactó a la policía.

En un comunicado, las autoridades identificaron a la ‘bromista’ como Margaret Cirko e indicaron que la mujer fue arrestada bajo varios cargos, entre ellos el de amenazas terroristas.

Asimismo, señalaron que la audiencia en su contra será el próximo 8 de abril a las 8:30 de la mañana.

A continuación puede ver fotos de parte de la comida que la mujer tosió y cómo desinfectaron el área: