En esa grabación, publicada en una ‘historia’ de Instagram, Ireland aseguró que supuestamente era consciente de que el mundo debía permanecer en aislamiento para evitar la propagación del virus; aun así, ella se creía inmune. “Simplemente, no creo que vaya a contraer el virus. No me voy a infectar”, dijo en el video, rescatado por Daily Mail.

Días después de que compartiera su posición, Ireland contó (otra vez por Instagram) que se contagió de COVID-19 al reunirse con una amiga que estaba infectada pero no sabía.

Según su testimonio, al principio solo tuvo dolor corporal y se sentía “extracansada”. Luego, desarrolló “tos, una migraña terrible que duró 4 días, pérdida de apetito, dificultad respiratoria y, en general, una sensación de asco”, agregó la estadounidense.

En ese relato, la joven recordó que solía decir que no se iba a contagiar y que si lo hacía, no sería “gran cosa”; por eso, ahora quiere llegar a todas esas personas que piensan como ella solía hacerlo, sobre todo a los más jóvenes.

“Sí, nuestro sistema inmunitario podría ser más fuerte y podríamos ser capaces de superarlo, pero ese no es el punto. El punto es que podemos darles menos preocupaciones a los trabajadores de la salud si solo nos quedamos adentro”, manifestó Ireland, justo antes de decir que no la estaba “pasando bien”.