Mariano Serrano, padre de la quinceañera, relató a la cadena Fox que su hija falleció en sus brazos después de que el entró al baño de su casa tirando la puerta, luego de que ella se había encerrado minutos antes.

Para el mexicano, que vive en Texas (EE. UU.), ‘Letty’, como le decían de cariño, no logró superar el síndrome de Estocolmo (conducta comprensiva y benevolente con los secuestradores e identificarse progresivamente con sus ideas) con el hombre que la tuvo secuestrada durante 2 años, desde que tenía 13, y que la esclavizó sexualmente, publica el mismo medio.

“Ella quería estar con él, pero tampoco quería lastimar a su familia. La familia merece justicia y tranquilidad porque su muerte no es en vano” dijo Serrano a la cadena estadounidense.

Mariano Serrano y su esposa, además, indicaron a Fox que Leticia, después de que fue rescatada, se escapó de la casa en 2 oportunidades para verse con su verdugo.

Aunque finalmente el proxeneta fue arrestado, a los pocos días quedó en libertad, dijo a la misma cadena Cynthia Rivera, abuela de la víctima, y añadió que cree que el hombre tuvo al menos tres cómplices que drogaban y traficaban a ‘Letty’, aprovechando su adicción.

Jim Dale, investigador de la división policial para el control de la prostitución, consideró que el caso de Letty debe ser reabierto. “Era una víctima y de alguna manera sus gritos fueron ignorados”, expresó al llamar a las escuelas a involucrarse en las campañas de prevención del tráfico de personas, finaliza Fox.