Tumirin contó en Blu Radio que mientras varios pasajeros se levantaron para discutirle al conductor del bus por la alta velocidad, él se agarró fuerte e intentó “encajonarse” en su puesto. 

“La gente gritaba y gritaba. Lo único que pude hacer fue agarrarme de los asientos. Después empezamos a voltear, voltear, voltear, hasta que paramos; salí a gatas, tenía una cortada en la rodilla y otras personas me ayudaron a subir hasta la carretera”, relató el sobreviviente.

La víctima del accidente de tránsito que dejó a 20 personas muertas en Bolivia, en la carretera que conecta a Cochabamba con Santa Cruz, manifestó en la radio que en su mente siempre mantuvo en su cabeza la idea de no morir y por eso se “aseguró bien”.

Y es que Tumiri —que en la tragedia de Chapecoense iba como técnico de vuelo cuando el avión que transportaba a los jugadores de fútbol de ese equipo de Brasil se estrelló en Rionegro (Antioquia)— no solo sobrevivió a otro accidente, sino que además salió casi que ileso.

“No tengo ni un hueso roto”, manifestó al medio, donde señaló que era muy duro ver morir a tanta gente.

EFE
EFE

Hasta el momento no se conocen las causa del accidente en Bolivia, pues la policía local hace el trabajo técnico para verificar las causas del suceso.

Entre los muertos está el chófer del vehículo, quien falleció en el hospital Viedma de la ciudad de Cochabamba, a donde también fueron trasladados algunos de los heridos.

Otros se recuperan en el hospital de la localidad de Colomi y en una clínica del municipio de Sacaba, ambos también en la región cochabambina.