De acuerdo con el diario Il Corriere della Sera, lo padres de 25 niños, de 9 a 10 años, que se preparaban para hacer su primera comunión, no salieron del asombro y la rabia al abrir el grupo de WhatsApp, que el mismo religioso había creado, y ver la foto de un pene y, de fondo, un armario muy similar al de la parroquia, una de las más visitadas de la ciudad.

“¿Qué es esta basura? ¿Padre, pero qué hace? ¿Se ha vuelto loco? ¡Por suerte nuestros hijos ya están en la cama y no están mirando el teléfono con nosotros!”, fueron algunas de las furiosas respuestas de los padres de familia para con el cura, del cual no revelaron su nombre, pero sí confirmaron que tiene 73 años y que fue destituido, indica el mismo medio.

Los progenitores de los pequeños fueron al otro día a la Iglesia para pedir explicaciones por tal foto pornográfica y para pedir que removieran a la persona que estaba a cargo de sus hijos y que los guiaba, supuestamente, por los caminos correctos que profesa esa religión, detalla el rotativo italiano.

Otro catequista que también estaba dentro del grupo quiso defenderlo y dijo que su celular había sido ‘hackeado’, pero ninguno creyó tal mentira. Incluso, el mismo padre que envió la foto del pene, al otro día, minimizó el hecho y continuó con la tesis de que no había sido él quien envió esa instantánea:

“Queridos amigos, lamento lo que sucedió anoche. Esta mañana hablé con el obispo y él me aconsejó que me pusiera en contacto con la policía. Lo que hice y ahora estoy esperando información precisa. Les deseo un buen día”, cita Il Corriere della Sera.