Mediante un comunicado de prensa, el Departamento de Emergencias (DSU) informó que al menos tres pacientes con coronavirus murieron este lunes en el Hospital Victor Babes de Bucarest (Rumania).

La entidad sanitaria, de igual manera, puntualizó que los contagiados con la enfermedad fallecieron después de que se presentó una falla en el sistema de oxígeno en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“El personal médico de la Unidad de Terapia Intensiva Móvil advirtió de una avería simultánea en todos los ventiladores del contenedor. Su muerte ha sido atribuida a un paro cardiorrespiratorio”, precisó.

Aunque se le ofreció un traje de protección, el representante de la firma distribuidora de los ventiladores, que se había desplazado hasta el hospital, se negó a entrar a la unidad por temor a contagiarse, indicó el DSU.

“Al final, el hombre se marchó del centro médico sin entrar en el contenedor”, agregó la entidad en el documento, en el que también se anuncia la apertura de una investigación para depurar responsabilidades.

El pasado 25 de enero, cinco personas murieron como consecuencia de un incendio en el Hospital Matei Bals de Bucarest. En Rumania se han registrado hasta el momento cerca de un millón de casos y más de 25.000 muertes por COVID-19.