La Fiscalía del Tribunal Judicial de París indicó en un comunicado que las pesquisas están en manos de la Brigada de Represión de la Delincuencia contra las Personas (BRDP).

En el artículo “Obono l’Africaine” (Obono la africana), de ficción política, ‘Valeurs Actuelles’ enviaba a esa diputada del partido de izquierdas La Francia Insumisa al siglo XVIII para experimentar “la responsabilidad de los africanos en los horrores de la esclavitud”.

La ilustración más polémica caricaturizaba a Obono de perfil, con el pecho desnudo y atada por cadenas en torno al cuello.

La revista aclaró este sábado que su publicación se enmarca en una serie que sumerge a una personalidad contemporánea en un periodo del pasado para hacer resurgir mediante ese contrate “ciertas ineptitudes” de nuestra época.

“Allá donde los indigenistas y quienes deconstruyen la historia quieren hacer pagar el peso de esa insostenible trata solo a los europeos, queríamos recordar que no existía unidad africana y que la complejidad de la realidad debía contarse”, explicó Valeurs Actuelles.

El semanario se disculpó ante la protagonista, pero defendió que su texto no era racista y que las imágenes, especialmente cuando son sacadas de su contexto en las redes sociales, refuerzan la crueldad inherente al tema.

La condena en la clase política había sido unánime, empezando por la propia protagonista, que en Twitter calificó lo publicado de “mierda racista”.

La extrema derecha, odiosa, estúpida y cruel. En resumen, igual a sí misma”, escribió en esa red social junto a la ilustración de la revista.

El presidente francés, Emmanuel Macron, llamó a Obono para expresarle su apoyo, y el primer ministro, Jean Castex, se sumó a los reproches con un tuit en el que le mostró el apoyo del conjunto del Gobierno y señaló “que la lucha contra el racismo siempre estará por encima de todas las divisiones”.

Tugdual Denis, director adjunto de la redacción de Valeurs actuelles, se disculpó en declaraciones a la cadena privada BFMTV: “Comprendo, con la carga simbólica extremadamente violenta de esta imagen, que Danièle Obono se haya sentido conmovida. Nos disculpamos”.

Un responsable del partido de extrema derecha, Agrupación  Nacional, Wallerand de Saint-Just, condenó en  Twitter la publicación, considerándola de “un absoluto mal gusto”.

“El combate político no justifica este tipo de representación humillante e hiriente de una diputada electa de la República”, zanjó.