Dan Eliasson viajó a las paradisíacas islas Canarias para pasar las vacaciones de Navidad junto a su familia, lo que suscitó la indignación en el país y por lo que ha sido blanco de duras críticas mediáticas y políticas desde el 30 de diciembre, cuando el diario Expressen reveló su viaje a España, donde reside su hija.

Si bien no infringió la ley, el funcionario no respetó las recomendaciones gubernamentales que exhortaban a no viajar durante el periodo de fiestas, salvo en caso de “necesidad”.

Eliasson, cuya agencia está implicada en la gestión de la crisis de COVID-19 en Suecia, se defendió explicando que había renunciado a muchos viajes durante la pandemia, pero este era “necesario”.

Una declaración que no bastó para calmar la indignación en la prensa y en las redes sociales. Varios políticos de la oposición habían pedido su dimisión.

Finalmente, Eliasson consideró el miércoles que no podía continuar ejerciendo su cargo.

“Lo importante no soy yo como persona. Lo importante es la forma en la que nosotros, como sociedad, manejamos la pandemia y que toda la atención recaiga en esta tarea increíblemente importante. Es por esto que hoy [miércoles] he pedido cambiar de puesto y abandonar mis funciones”, declaró en un comunicado.

Aunque Suecia aplica una estrategia diferente en la lucha contra la pandemia, basada principalmente en recomendaciones, sin confinamiento y casi sin medidas coercitivas, las autoridades exhortan a la población a la “responsabilidad” individual.

Un mensaje que parece haber sido ignorado, aparte de por Eliasson, por varios dirigentes durante las fiestas navideñas, empezando por el primer ministro, al que se le ha visto en Estocolmo de compras en dos ocasiones.

La renuncia de Dan Eliasson se da un par de días después de la de dimisión de Rod Phillips, el ministro de Finanzas de Canadá, quien viajó a al Caribe en medio de estrictas medidas para frenar la propagación de coronavirus.

Al hecho de haber salido del país se suma que el funcionario trató de ocultar ese hecho cuando publicó en redes una foto suya con saco de navidad, junto a la chimenea, como para dar a entender que había permanecido en casa.

Viajar en la época navideña fue una decisión equivocada, y de nuevo ofrezco mis disculpas totales”, publicó Phillips en un comunicado en el que confirmó su renuncia.