Julian Tang, virólogo de la Universidad de Leicester, manifestó este martes que este hallazgo no es del todo una sorpresa debido a que es normal que los diferentes virus muten. No obstante, precisó que toca seguir estudiando estas variantes del coronavirus.

El Public Health England analizó en total 214.159 muestras de la cepa británica (B117), detectando 11 casos de la nueva mutación, que también se encuentra en la variante brasileña (B1128) y surafricana (B1351).

Aunque no hay evidencias científicas suficientes, Tang aseguró que la rápida propagación de la E484K podría incidir en la eficacia de las vacunas, las cuales están siendo distribuidas en varios países del mundo.

Un estudio preliminar de la Universidad de Cambridge, igualmente, indicó que el biológico de Pfizer es eficaz para neutralizar la variante británica, pero requiere “niveles sustancialmente más altos de anticuerpos” para contrarrestar la nueva mutación.

Varias localidades de Inglaterra comenzaron este martes un testeo masivo a domicilio para detectar y aislar los casos positivos de la variante surafricana, que se estaría extendiendo velozmente entre la población.

Reino Unido detecta 105 contagios de la variante surafricana del coronavirus

Matt Hancock, ministro de Sanidad del Reino Unido, informó que las autoridades sanitarias han identificado hasta el momento 105 casos de la variante surafricana. “No hay evidencias que sugieran que esta variante sea más severa, pero necesitamos frenarla con firmeza”, recalcó

Algunos de los pacientes infectados con esa cepa no tienen relación directa con viajes internacionales, por lo que el gobierno británico teme que exista una transmisión comunitaria de esta mutación dentro de su territorio.