Una fotografía del anciano con su chaqueta cubierta de medallas, publicada en su cuenta Twitter oficial, junto a la mención “Captain Sir Tom Moore 1920-2021”, sirvió para anunciar el fallecimiento tras saberse hace unos días que había contraído la enfermedad.

El militar ingresó en el hospital de Bedford el pasado domingo con dificultades respiratorias tras haber recibido durante algunas semanas tratamiento por neumonía y dio positivo por coronavirus la pasada semana.

En un comunicado difundido hoy para confirmar el fallecimiento de Moore, sus hijas, Hannah y Lucy, se mostraron “agradecidas por haber podido estar con él durante las últimas horas de su vida”.

“El último año de la vida de nuestro padre ha sido sobresaliente. Rejuveneció y experimentó cosas que solo había soñado”, indicaron en la nota.

La reina Isabel II envió “un mensaje privado de condolencia” a la familia, anunció poco después del Palacio de Buckingham.

Los pensamientos de la reina y de la familia real están con la familia del Capitán Sir Tom Moore”, aseguró en Twitter.

En un mensaje en Twitter, el NHS, el servicio sanitario público para el que el veterano recaudó los fondos, le dedicó un mensaje: “Gracias por todo, Sir Tom”.

Pese a que todas las investiduras reales que debían celebrarse el pasado junio y julio habían sido aplazadas por la pandemia, la monarca había hecho una excepción el 17 de julio para nombrar caballero a este hombre entrañable que conquistó el corazón de los británicos. 

Fue el primer compromiso público de Isabel II desde que se aisló en marzo en el castillo de Windsor con su marido, el príncipe Felipe, debido al coronavirus.

Veterano de la Segunda Guerra Mundial, el ‘capitán Tom’ recaudó en abril la suma sin precedentes de 33 millones de libras, reconocida oficialmente como un récord individual por el Guinness, dando 100 vueltas a su jardín, durante varios días, ayudado de su andador.

Todo había comenzado 3 semanas antes cuando el anciano se propuso conseguir 1.000 libras para asociaciones vinculadas con el servicio público de salud británico NHS.

Su reto conmocionó a un país confinado por primera vez y provocó una afluencia de donaciones sin precedentes que llegaron a 33 millones de libras equivalente a unos 42 millones de dólares al cambio de la época.

Nombrado Coronel honorario cuando cumplió 100 años el 30 de abril, Moore “inspiró a todo el país y nos trajo a todos una luz en medio de la niebla del coronavirus”, dijo entonces el primer ministro Boris Johnson.