El presunto criminal fue acusado este viernes del escalofriante asesinato después de que se descubriera una malversación de unos 100.000 dólares, destacó el Daily News. 

Fuentes citadas por el medio estadounidense aseguran que Haspil estaba a cargo de manejar las finanzas y los asuntos personales de Saleh, escenario que habría facilitado el millonario robo.

Después de ser descubierto, este habría tomado la decisión de matar a su jefe en lugar de saldar su deuda, agregan las personas consultadas por el Daily.

Uno de los elementos que mostrarían la sangre fría del asesino es que Saleh, de acuerdo con el rotativo, “estaba dispuesto a llegar a un acuerdo en el que Haspil pudiera devolver el dinero robado sin cargos penales”.

Sin embargo, esto no habría sido suficiente para el asistente, que selló su traición con el espeluznante asesinato en el que picó con una motosierra a su jefe .

Después de la detención del asistente, se espera que se le presenten varios cargos, entre ellos el de homicidio en segundo grado, destacó la agencia EFE.

Saleh era un joven emprendedor cuyos orígenes se remontan a Bangladesh. Era el presidente de la compañía Gokada, una aplicación de mototaxis y entrega en motocicletas en Lagos, Nigeria.

El joven tenía un vínculo con Colombia pues recientemente invirtió en la aplicación de transporte ‘Picap’, a través de la compañía de capital de riesgo Adventure Capital.

El millonario había destinado un capital de 250.000 dólares para la compañía, agregó El Espectador.